31 mar. 2014

TARTA NUCLEAR

Esta tarta con variedad de detalles siginificativos para Silvia fue una sorpresa para su cumpleaños.


Como véis, su perro es uno de los protagonistas...


... y la central nuclear de Ascó otro elemento además de las señales de dirección a Vinyols, el pueblo de Silvia.


Rodeando la tarta una manguera de bombero y las huellas perrunas.


Felicitats!

Salut!

30 mar. 2014

EL TRICUMPLEAÑOS DE LAIA, AJAX Y PARIS

Esta tarta fashion sirvió para celebrar tres cumpleaños.. el de Laia y el de los dos "animalejos" de la tarta.


Y es que en Marzo, no solo cumple años Laia, sino también su dálmata Ajax y su caballo Paris, así que los tres tuvieron tarta.


Un Carrot Cake "vestido" para la ocasión, con sus diamantes y su purpurina comestible.





Y las huellas de los dos...



Además, Laia llevó unos mini cupcakes de Oreo y de plátano a sus compañeros de Zumba.


Felicidades!

Salut!

28 mar. 2014

EL CUMPLEAÑOS DE MI HERMANO "CAPOEIRISTA"

Como pasa el tiempo... parece que fue ayer cuando hice mi primera tarta con fondant para el cumple de mi hermano... ya ha pasado un año entero!


El año pasado fue el primer Red Velvet que hacía, con frosting de chocolate blanco, y este año no iba a ser menos, por eso lo celebramos con otra receta nueva, el Guinness Cake.

La decoración, como no, fue mucho más personalizada que el año pasado. Lo que me costó fue decidir la temática... ¿no os pasa cuando conocéis tanto a alguien que no sabéis que escoger para un regalo?... pues eso ;-)

Pero hay una cosa que a mi hermano le encanta y lleva años practicando... Capoeira!

Una tarta sencilla con dos "capoeiristas" en plena acción.


Y no podían faltar un berimbau y un atabaque, instrumentos que se utilizan para interpretar la música que acompaña a la Capoeira.


La tarta les encantó, tanto a él, como a mis padres... y a mi me encanta que les encante jejeje.


Mi "hermanito" se hace mayor... 28 añazos... Felicidades!!!

Salut!

26 mar. 2014

AMERICAN APPLE PIE - TARTA AMERICANA DE MANZANA



Por fin he cumplido uno de mis deseos “reposteriles”… hacer y disfrutar un auténtico Apple Pie. Llevaba muuuucho tiempo con ganas de probar una tarta como la de los dibujos… de esas que hacen babear a Homer… de las que en las películas dejan enfriar en la repisa de la ventana… un auténtico pie americano!


L@s que lo hayáis probado sabréis de sobras lo realmente delicioso que es… y l@s que no… ¿a qué estáis esperando? Tomad nota y manos a la masa!

Como siempre, recetas existen muchas. Las que más me han gustado han sido la de Bea, la de MadaElena y la de Bake Mania, y con lo mejor de cada una, así es como yo he hecho el primero del que espero sea una larga lista de “pies” (leáse tartas americanas jejeje).

Las protagonistas de hoy

Para ir más rápidos podéis comprar la masa hecha pero a mi me gusta “tocar” masa, por eso también la hago casera. Los INGREDIENTES para un molde hondo de 20cm son:

Para la masa:

  • 225 gr de mantequilla fría 
  • 310 gr de harina 
  • 60 ml de agua muy fría (casi helada) 
  • 1 tsp (cucharadita) de sal

Para el relleno:

  • 1,2 Kg de manzanas variadas* 
  • 50 gr de azúcar (mezcla de moreno  y blanco)
  • 1 tbsp (cucharada sopera) de nata 
  • 1 tbsp (cucharada sopera) de zumo de limón 
  • 1 tsp (cucharadita de postre) de canela 
  • 15 gr de mantequilla 
  • 1 yema 
  • 1 vaina de vainilla 
  • Zumo de limón 
  • Un pellizco de sal


*La variedad de las manzanas a utilizar dependerá de vuestros gustos. Podemos mezclar manzanas de diferente acidez para que tenga ese toque final o poner un solo tipo de manzana que os guste para asegurarnos que nos guste el sabor final. Yo en esta ocasión utilicé las variedades Golden, Pink Lady y Granny Smith.


Para la PREPARACIÓN de la MASA, que será lo primero que hagamos, o incluso la podemos haber preparado el día antes, ponemos en un bol la harina y la sal y las mezclamos. Añadimos la mantequilla fría cortada en cubos y vamos mezclando. Podéis utilizar un estribo de panadero, la amasadora o directamente hacerlo con las manos. Como ya os dije en el Roscón de Reyes, prefiero tener contacto directo con la masa siempre que sea posible.


Tenemos que conseguir una masa arenosa, veréis que a medida que amasáis se van formando pequeños “trozos” de masa…


… en este punto es cuando añadimos el agua bien fría y sin amasar demasiado homogeneizamos la masa y le damos forma. Si es necesario añadir un poco más de agua, hacerlo muy poco a poco. Sería ideal no pasarse pero si es el caso, añadir un poco más de harina.


Dividimos la masa en dos partes, las cubrimos con film y las refrigeramos como mínimo 1 hora. Como os he comentado antes la podemos tener preparada con antelación o incluso congelada. No hace falta que sean iguales exactamente, ya que una de ellas será la parte que cubrirá la base y los laterales del molde y la otra será la “tapa” de nuestro pie.


Con la masa bien refrigerada, cogemos una de las dos mitades y con ayuda de un rodillo, y sobre una superficie enharinada, le damos la forma necesaria para cubrir la base de nuestro molde. Cubrimos el molde y refrigeramos mientras preparamos el relleno.

Pelamos y cortamos las manzanas. Es importante tener en cuanta que la cantidad indicada en la receta no es exacta, ya que lo importante es que cuando rellenemos nuestra tarta se llene lo suficiente, que parezca que se desborda, para que quede con la forma característica una vez horneada (durante el horneado la manzana menguará).


Ponemos las manzanas troceadas en un recipiente grande junto con el zumo de limón, el azúcar, la canela, las semillas de la vainilla y la sal y lo mezclamos todo bien hasta que todos los trozos queden cubiertos por la mezcla de ingredientes. Yo le echo azúcar moreno también porque me encanta pero podéis usar solo el azúcar blanco sin problema.


Sacamos el molde con la masa y lo rellenamos con las manzanas, ¡bien lleno!


Repartimos la mantequilla cortada en trocitos por todo el relleno y cubrimos con la otra mitad de la masa que habremos estirado como la anterior.


Cerramos uniendo las dos partes de la masa y haremos unos cortes o agujeros en la “tapa” de nuestra tarta para que el vapor que se generará en el horno tenga salida. Podemos decorar el borde y la superficie como más nos guste aprovechando los recortes de masa que nos hayan sobrado.


Mezclamos la yema del huevo junto con la nata y pintamos toda la tarta. Finalmente podemos espolvorear azúcar por encima para darle un toque de tostadito precioso.


Con el horno precalentado a 200ºC, horneamos durante 20 minutos. Pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 175ºC y lo dejamos unos 50 minutos más hasta que la masa se dore y comprobemos, pinchando con la punta de un cuchillo, que la manzana no está dura. Si necesita algo más de tiempo lo dejamos, comprobando cada poco tiempo si ya está listo. Y si vemos que la parte de arriba se dora demasiado pero la manzana aun no está en su punto podemos tapar la superficie con papel de aluminio.


Viendo algunas otras recetas, temía que el fondo de la tarta quedara demasiado húmedo o incluso inundado, pero al sacar el primer corte respiré aliviado y vi que estaba perfecto.



A diferencia de otras tartas, esta no es necesario que se enfríe para poder degustarla… ¡aunque tampoco hace falta que os queméis!


Si la acompañáis de una bola de helado de vainilla o nata montada tendréis una de las mejores meriendas que hayáis probado.


¿Os animáis con este pie? ¿Y si lo rellenamos de otras frutas? Todo es ponerse…

Salut!

25 mar. 2014

TARTA SANTIAGO

Sí, el título de la entrada es Tarta Santiago pero no es la receta de la conocida tarta de almendra sino la tarta de cumpleaños de Diego.


Rocio me explicó que la tarta tenía que tener tres elementos representativos... la Torre de Hércules...


... el escudo del Depor...


... y la concha tan característica del Camino de Santiago.


Todo ello coronando un rico Devil's.

Felicidades!

Salut!

24 mar. 2014

LEMON CURD EXPRESS – CREMA DE LIMÓN



Desde que mi amiga Elena publicó la receta del Lemon Curd en su blog MadaElena me picó la curiosidad por probarlo y con la excusa de una nueva receta, un layer cake que os pondré en unos días, me puse a ello.


No obstante, hoy os traigo una versión diferente del Lemon Curd para esas ocasiones en las que la falta de tiempo no podrá ser la excusa para no hacerlo… con esta receta del lemon curd, adaptada de la de Kanela y Limón, en 5 minutos tendréis una deliciosa crema de limón para vuestros postres.

El protagonista de la receta

Los INGREDIENTES son:

  • 160 ml de zumo de limón 
  • 260 gr de azúcar 
  • 30 gr de maizena 
  • 6 huevos M 
  • 50 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
  • Una pizca de sal


Con esta cantidad tendréis suficiente para rellenar un layer cake de 3 capas y lo que sobre, si os sobra porque habéis resistido la tentación de meter la cuchara de vez en cuando, lo podemos conservar bien cerrado en un bote durante una semana en la nevera.


Su PREPARACIÓN es tan sencilla como poner, en un recipiente apto para microondas, los huevos, el azúcar, la sal y el zumo de limón y batirlo hasta que esté todo integrado. Añadimos la maizena que habremos diluido en un poco de zumo de limón para evitar que nos queden grumos en la crema y mezclamos.

Lo ponemos en el microondas y lo tendremos 2 minutos a máxima potencia. Pasado el tiempo lo sacamos y removemos bien (aún no se habrá cuajado). Lo ponemos otros 2 minutos y volvemos a remover (aquí veréis que ya ha empezado a formarse la crema). Lo ponemos 1 minuto más y al sacarlo nuestro lemon curd estará prácticamente listo. Lo removemos de nuevo y añadimos la mantequilla que se irá deshaciendo (por eso es importante que esté a temperatura ambiente, si no, no se integrará del todo).

Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente y ya podremos guardarla en la nevera o disfrutar de nuestra crema de limón si no podemos esperar más jeje.


Existen muchas versiones del lemon curd, pero la principal diferencia entre un tipo de recetas y otras, es la utilización de la maizena en su elaboración. El lemon curd se asemeja mucho a la crema pastelera, y lo que hace la maizena es espesar la crema por eso nos quedará una textura y consistencia ideal para rellenar postres.

De todas formas, esta es una propuesta, prometo que probaré la receta de Elena, que no lleva maizena y que requiere algo más de tiempo (al hacerla al baño maría) pero que seguro que está deliciosa y ya os contaré.

Salut!

23 mar. 2014

CAILLOU Y SU MOTO

¿Qué niñ@ no sabe quien es Caillou? Pues este "calvito" es el protagonista de la tarta de cumple de Aleix.



Pero no viene solo... y es que a Aleix, le gusta mucho Caillou...


... pero le encantan las motos, así que no podía faltar una en su tarta.


Sentadito con su moto y sus cubos de letras encima de un Carrot Cake alegraron la tarde a tod@s.


Felicitats!

Salut!

20 mar. 2014

TARTA TRIUMPH BONNEVILLE

Con esta tarta y una comida sorpresa Marta y la familia alegraron a Jordi en su cumpleaños.


Un Red Vel vet decorado con una Triumph Bonneville.


Felicitats!

Salut!

17 mar. 2014

GUINNESS CAKE – SAINT PATRICK’S DAY



Hoy es San Patricio, un día ideal para que los amantes de lo irlandés, como yo, podamos disfrutar de recetas como la que hoy os traigo… y no nos engañemos, aunque no te consideres un Irish fan, si te gusta una cerveza tan especial como la Guinness, el post de hoy te encantará, y es que ¿quién se resistiría a probar este Guinness Cake?


Es una receta que hace tiempo tenía en mente y que aprovechando que se acercaba este día y que el día 5 fue el cumpleaños de mi hermano, finalmente me decidí a probar. ¿El resultado? Una mezcla de sensaciones contradictorias… pero vamos por partes.


La receta es adaptada de Food & Cook, me gustó mucho su presentación y explicación, así que los INGREDIENTES para un molde de 18cm son:

  • 250 gr mantequilla 
  • 400 gr azúcar 
  • 2 huevos M 
  • 250 gr harina para repostería 
  • 75 gr cacao en polvo (yo usé Valor) 
  • 250 ml cerveza negra Guinness 
  • 140 ml de nata líquida para montar 
  • 1 tsp (cucharadita) de vainilla líquida 
  • 2’5 tsp (cucharaditas) de bicarbonato
  • 1 tsp (cucharadita) de levadura


La PREPARACIÓN es muy sencilla:

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde. Ponemos en un cazo la cerveza a calentar a fuego medio, no es necesario que llegue a hervir, y cuando esté caliente añadimos la mantequilla cortada en trozos y lo vamos moviendo hasta que la mantequilla se derrita completamente, lo retiramos del fuego y lo reservamos.

Tamizamos en un bol el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato y lo mezclamos todo bien hasta que queden bien ligados todos los ingredientes y de un color uniforme.


En otro bol, ponemos la nata líquida, los huevos y la vainilla y lo mezclamos hasta que nos quede una mezcla uniforme.

A esta mezcla le añadimos la cerveza con la mantequilla, y lo mezclamos nuevamente hasta integrar bien ambas mezclas.


Una vez tenemos la mezcla líquida terminada le vamos incorporando los ingredientes secos y con unas varillas lo mezclamos hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos que quedará bastante líquida.


Vertemos la masa en el molde i lo introducimos en el horno durante 50 minutos aproximadamente o hasta que lo pinchemos y veamos que sale limpio.

Una vez listo lo sacamos del horno, lo dejamos reposar unos 10 minutos en el molde y luego lo sacamos para que se enfríe por completo sobre una rejilla.

Ahora toca prepara el frosting… un frosting que nunca había hecho pero que seguro repetiré porque está buenísimo. Es muy suave y pega con muchas recetas, además es muy sencillo de preparar. Los INGREDIENTES son:

  • 300 gr de queso tipo Philadelpia 
  • 150 gr de azúcar glass 
  • 360 ml de nata líquida para montar bien fría

Mezclamos el queso y el azúcar hasta conseguir una crema suave. Por otro lado montamos la nata y lo mezclaremos todo con movimientos envolventes para que la nata no se baje.

Sólo nos quedará poner el frosting en la tarta ya fría y disfrutar.


Aunque me encantan los layer cake, en esta ocasión no hice capas de bizcocho, en las fotos que he visto de esta tarta, me parecía precioso el aspecto del bizcocho negro con su frosting blanco encima, una imagen que se asemeja a la propia cerveza con su espuma.

Como os he dicho antes, esta tarta me provocó varias sensaciones. Reconozco que la primera impresión al probarla fue un poco de decepción, me esperaba otro sabor, aunque influyó mucho que la probara sin que hubiera estado en la nevera. Al día siguiente, con el bizcocho asentado y fresquita… la cosa cambió, el sabor es completamente diferente, mucho más agradable, teniendo en cuenta que está hecha de cerveza negra cuyo sabor ya es intenso de por sí.


Pero esta tarta ni tiene el amargor de la cerveza ni es de un dulzor que no guste a los menos golosos, así que os animo a probarla y veréis como repetís.

En casa tuvo más éxito que otros sabores que ya habían probado… se la acabaron casi antes de saber de qué era!!!

Que la disfrutéis… yo me quedo recordando mi visita a Dublín en 2009...

 
Con mi hermano al lado del Liffey

En el mítico Temple Bar
 

... y preparando otra novedad con la excusa de Saint Patrick’s Day…


Salut!