27 ene. 2014

CUPCAKES DE AVELLANA… Y UNA TARTA CON UNAS SETAS MUY DULCES



Si cuando de fruta se trata, las fresas y el plátano son mi perdición, lo mismo me pasa con las avellanas si hablamos de frutos secos. Y desde que vi a Alma en una demo en el BCN&Cake preparar un buttercream de avellana, no veía el momento de comprarme un bote de pasta de avellana para hacer unos cupcakes o una tarta. Y aunque el bote (de Home Chef) lo compré en la visita que hice en Navidad a Alma’s Cupcakes, hasta esta semana no he tenido tiempo de ponerme a ello. 



Pero la espera ha valido la pena porque el martes fue el cumpleaños de mi padre y aproveché para preparar el postre… y para qué escoger entre unos cupcakes o una tarta pudiendo hacer las dos cosas!!!



La receta es la misma (basada en una de Alma), así que vamos con los INGREDIENTES para unos 18 cupcakes:

  • 200gr de mantequilla
  • 200gr de azúcar
  • 4 huevos M
  • 200gr de harina
  • 2 tsp (cucharaditas) de levadura química
  • 1 tsp (cucharadita) de extracto de vainilla
  • Un puñado de avellanas


PREPARACIÓN:


Precalentamos el horno a 170ºC y preparamos el molde con las cápsulas.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y blanquecina y añadimos los huevos uno a uno, como siempre, integrándolos bien a la masa.

Vamos añadiendo la harina y la levadura tamizadas mientras batimos a velocidad lenta. Cuando lo tengamos todo bien integrado, añadimos el puñado de avellanas, al gusto. Ya varéis que delicia encontraros las avellanas dentro de los cupcakes. Una vez lo tengamos todo bien mezclado podemos rellenar nuestras cápsulas que habremos preparado en el molde.


Horneamos unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.


Dejamos enfriar 5 minutos en el molde y pasamos los cupcakes a una rejilla para que se enfríen del todo.


Preparamos ahora el buttercream de avellana. Necesitaremos:

  • 300g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300g de icing sugar
  • 3 cucharadas generosas de pasta de avellanas (Home Chef)

Batimos bien la mantequilla con el azúcar y añadimos finalmente la pasta de avellana batiendo hasta obtener la consistencia deseada.


Para decorarlos utilicé la boquilla 6B de Wilton.


Están deliciosos! Incluso podríais rellenarlos con un poco de praliné de avellana para que fueran más gustosos aún.


Y como os he contado al principio, aproveché para hacer también una tarta de avellana para el cumpleaños de mi padre. La receta es la misma, la diferencia es que apliqué un poco de almíbar a los pisos antes de rellenar la tarta.


Escogí una decoración sencilla con el mismo buttercream de avellana y unas setas dulces de merengue muy sencillas de hacer pero que quedan muy presentables.


Las vi por casualidad en un post de “La receta de la felicidad” y teniendo en cuenta que mi padre es un gran aficionado a las setas, era una ocasión perfecta para hacerlas.

Para las setas necesitamos:

  • 1 clara de huevo
  • 50 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de cacao en polvo

Para empezar montamos la clara con el azúcar y una pizca de sal, usando un batidor de varillas eléctrico preferiblemente, hasta obtener un merengue firme y brillante.

Ponemos el merengue en una manga pastelera con boquilla redonda grande.

Precalentamos el horno a 90ºC, y preparamos una bandeja de hornear forrándola con papel vegetal.

Para hacer la base de las setas (el tallo), colocamos la manga pastelera perpendicular a la bandeja, y presionamos para que salga el merengue al mismo tiempo que hacemos un movimiento hacia arriba.

Para hacer la parte superior de las setas, colocaremos la manga perpendicular a la bandeja, y presionaremos para que salga el merengue sin mover la manga del sitio.


Horneamos una hora aproximadamente nuestros merengues, y dejamos enfriar. Deben estar totalmente secos.

Una vez fríos, podemos “pegar” las dos partes de las setas usando un poco del mismo buttercream, los espolvoreamos con un poco de caco y los tendremos listos para colocar en la tarta.

Para rematar teñí un poco de buttercream de verde y con la boquilla 233 hice un poco de “hierba” alrededor de la tarta.


Como veis tiene un corte muuuuy apetecible…


Animaos a probar esta receta, ya sea en forma de cupcake o de tarta porque está deliciosa. ¿Qué os voy a decir si me encantan las avellanas?... ¿A quién le pasa lo mismo? ¿Cuál es vuestro fruto seco favorito?

Salut!

22 ene. 2014

TARTA AJEDREZ PARA UNA COLECCIONISTA DE MONEDAS

Al ver esta tarta podéis deducir rápidamente las dos aficiones de Francisca: el ajedrez y coleccionar monedas. Así que, ¿qué mejor que unas piezas de ajedrez y unas monedas antiguas para celebrar su 60 cumpleaños?


Las piezas de ajedrez son de fondant...


... y las monedas son de chocolate pintadas con pintura comestible dorada.


Por dentro una rica tarta de Oreo.

Salut!

20 ene. 2014

STORMTROOPER CAKE - LA TARTA PARA UN AMANTE DE STAR WARS

Los Stortroopers o Soldados Imperiales son las tropas de asalto del Imperio Galáctico en el universo Star Wars y son los encargados de mantener el orden en la galaxia. Pues imaginaros el casco de este soldado convertido en tarta! Marta lo tuvo muy claro y quería sorprender a su marido Javier por su cumpleaños con una así.


Esta tarta fue todo un reto. He hecho otras tartas en 3D como la batería, la ambulancia o el avión, pero esta ha sido la más compleja hasta la fecha. 


A Javier le gustó mucho, no se lo esperaba. Y a mí me encanta poder aportar mi granito de arena haciendo tartas como ésta.


Por cierto... por dentro un delicioso Red Velvet que tanto gusta a Marta jeje.

Felicitats!

Salut!

19 ene. 2014

LA TARTA TRICUMPLEAÑOS

Sí sí... habéis leído bien, esta es una tarta 3 en 1 para celebrar los cumpleaños de Tere, Elsa y Adolfo.


Una tarta rodeada con una docena de cupcakes de Oreo que completan la felicitación.

Tere me fue propusiendo cosas relacionadas con los gustos de cada uno para poner en la tarta... y aunque no cabían más cosas, este es el resultado...


Para Elsa un bonito delantal y unos tenedores muy graciosos (también salieron en la Tarta Mesa) ya que es una cocinera de lujo...


Tere es enfermera, así que unas cuantas pastillas y una jeringuilla son ideales...


Y para Adolfo, que tiene su pasado de DJ, unos cascos de música...


Y presidiendo la tarta tres cascos de moto, el blanco es el de Elsa y los grises de Tere y Adolfo y es que son una familia motera. ¿Os acordáis de la tarta para Adolfo padre?

Moltes felicitats!

Salut!

17 ene. 2014

TARTA VESPA

Ya había hecho alguna tarta donde una moto era la protagonista, pero esta es diferente, no sólo porque sea una mítica Vespa si no porque esta es en 3D.


Ana quiso sorprender a su marido David con esta tarta en la que una vespa como la suya era la gran protagonista.


Un layer cake de vainilla relleno de crema de plátano que viajó hasta Girona para la celebración (con algún pequeño contratiempo jeje) y que gustó mucho al cumpleañero.



Felicidades!


Salut!

15 ene. 2014

TARTA BLOOM WINX

¿Quién dice que no se pueden hacer tartas bonitas sin fondant? L@s que me seguís sabéis que me encanta decorar con fondant, pero también es cierto que las ocasiones que he tenido de decorar tartas con ganaché o buttercream han sido muy satisfactorias. Hoy os traigo esta tarta sencilla pero muy bonita para Jana que cumplía 6 añitos.


Y esta vez... no es de las Monster jejeje, porque a Jana le gustan más las Winx, en concreto Bloom, por eso es la protagonista de la tarta.


Un layer cake de vainilla con un toque de naranja relleno de crema pastelera y cubierto con buttercream de chocolate con leche. ¿Suena bien no?... pues sabe mejor jeje.


La imagen está impresa en papel de azúcar (yo lo compro en FotoPastel.com) y para la decoración utilicé la boquilla #4b de Wilton.

Felicitats Jana!

Salut!

14 ene. 2014

TARTA ESTANCO... UNA JUBILACIÓN MUY DULCE

Ángel, estanquero de profesión, cumplió 65 años y lo celebró a lo grande, ya que además se jubila. Yoli cuando me propuso la tarta me dió libertad en el diseño, así que me puse a pensar qué elementos poner que representaran la temática.


Teniendo en cuenta que tenía que ser una tarta para unos 25 comensales, se me ocurrió que la base fuera una purera con el logotipo del estanco y el nombre del homenajeado.


Encima tendría un gran paquete de Camel, de bizcoho también, con varios cigarros y un par de puros Cohibas.


Parte de la decoración está hecha con papel de azúcar que como sabéis compro en FotoPastel.com.


La tarta fue un éxito y me alegro de que Ángel disfrutara de la fiesta. Felicidades!

Salut!

13 ene. 2014

TARTA NÀSTIC

De nuevo el fútbol es el protagonista de una tarta. En esta ocasión, Marta me dió via libre en el diseño, siempre que estuviera presente el escudo del Nàstic de Tarragona, y es que Roger, su hijo, es un gran seguidor.


Con este Devil's Food Cake relleno de crema de plátano en forma de campo de fútbol celebraron los 17 años de Roger.


Felicidades!


Salut!

TARTA PELUQUERA

Esta fue la última tarta del año, una tarta para Emma, peluquera de profesión.



Un Red Velvet con algunas de sus herramientas de trabajo hechas con fondant...


... y unas perlas comestibles a su alrededor.


Muchas felicidades Emma!

Salut!

12 ene. 2014

TARTA DUI

Esta es de esas tartas con las que me divierto mucho mientras las hago y el resultado final me gusta mucho. Además, tengo algo de experiencia en la temática jejeje... 


Fue para el cumpleaños de Chus a finales de diciembre y justo antes de irme a pasar las Navidades con la familia, por eso cuando Julia me propuso hacerla lo organicé todo para dejárla lista a tiempo.



Como ya habréis deducido a estas alturas, Chus en enfermera así que en este Red Velvet decorado para la ocasión no falta detalle...


No se la esperaba y le hizo mucha ilusión, igual que a mi hacerla. Felicidades!

Salut!

6 ene. 2014

TORTELL DE REIS - ROSCON DE REYES CON MAZAPAN



¡Ya han llegado los Reyes! ¿Os han traído muchas cosas? Personalmente a mí, si por algo me hace especial ilusión el día de Reyes, es por el protagonista de la entrada de hoy… el Roscón de Reyes. Me encanta, me fascina, me lo comería entero… en todas sus variantes. Pero el que realmente me vuelve loco es el de mazapán.


Este año me he decidido a hacer uno en casa, aun sabiendo que es bastante laborioso, y es que además de querer iniciarme en esto de las masas levadas, era la ocasión ideal para estrenar mi nuevo compañero de batallas “reposteriles”… sí sí sí… por fin tengo un horno horno, y no es que el que tenía no me fuera bien, pero no os dejéis engañar, el tamaño sí importa.

Pues bien, en lo que al roscón –o tortell como le llamamos en Cataluña- hace referencia, a diferencia de otras veces, no fui buscando recetas hasta que me convenciera alguna si no que fui directo a la que ya había visto de Miriam en María Lunarillos.



Es cierto que requiere su tiempo, no es que sea complicado hacerlo si no que es laborioso, pero vale la pena, tanto la experiencia como el resultado. Para la elaboración en sí del roscón he sido fiel a la receta original pero me he permitido el detalle de adaptarlo a mis gustos rellenándolo de mazapán casero para que acabara de ser perfecto.

Los INGREDIENTES para el roscón son:

Para el prefermento: 

  • 90 g de harina de fuerza 
  • 60 g de leche entera 
  • 1 g de levadura de panadería liofilizada (o 3 g de levadura fresca) 
  • Corteza de una naranja y de un limón

Para la masa: 

  • Prefermento 
  • 340 g de harina de fuerza
  • 110 g de leche entera 
  • 20 g de ron (opcional) 
  • 20 g de agua de azahar 
  • 2 huevos medianos 
  • 80 g de azúcar 
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada (o 15 g de levadura fresca) 
  • 5 g de sal 
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente

Para el acabado: 

  • 1 huevo batido para pincelar 
  • Fruta confitada, almendras fileteadas y azúcar para adornar
 

Vamos ya con la ELABORACIÓN:

El día antes preparamos el prefermento mezclando la harina y la leche con la levadura, amasamos ligeramente, metemos en un recipiente con tapa y dejamos fermentar toda la noche a temperatura ambiente.

Ponemos la leche de la masa en un cazo, añadimos la piel de los cítricos y cocemos 5 minutos. Dejamos enfriar tapado e infusionando toda la noche.

Al día siguiente colamos la leche y añadimos el ron y el agua de azahar, hasta completar otra vez los 110 g de leche. Si nos falta volumen añadimos algo más de leche. Si no encontráis agua de azahar la podemos preparar con aroma de azahar que quizás sea más fácil de encontrar en los supermercados.

Ponemos en un bol grand el prefermento con la leche infusionada, los huevos, el azúcar, la harina adicional, la levadura adicional y la sal. Mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos; esto facilita el amasado posterior. Comenzamos a amasar. Yo empecé con las varillas amasadoras y acabé con las manos, la experiencia lo vale y me da la sensación de que controlas más el amasado. Cuando tengamos ya cierto desarrollo del gluten, añadiremos la mantequilla poco a poco. Al final debemos obtener una masa lisa y elástica, que pase la prueba de la membrana, como veis en la foto.


Hacemos una bola con la masa, la ponemos en un cuenco aceitado y la tapamos. La dejamos fermentar hasta que doble el volumen, en mi caso tardó un par de horas.


Pasamos la masa fermentada a la encimera y la aplastamos bien para quitarle todo el gas y evitar que las burbujas que queden aparecerían después en la miga del roscón. Boleamos bien la masa arrastrándola por la encimera y remetiéndola para darle tensión en la superficie. Según como nos haya quedado de blanda la hará falta o no espolvorear algo de harina por la encimera. Dejamos reposar la masa 15 minutos después de desgasarla y bolearla, para que se relaje el gluten y la podamos estirar sin estropearla.

Metemos los dedos en el centro de la bola, haciendo un agujero. Con cuidado, vamos agrandándolo. Cuando podamos meter bien la mano podemos levantar la masa y dejar que la propia gravedad la vaya estirando. Vamos girándola, intentando que quede de parecido grosor en toda su longitud. Si vemos que se nos desgarra, la ponemos sobre una hoja de papel de hornear y dejamos que se relaje 10 minutos. Después seguimos estirándola hasta tener un roscón de buen tamaño. Hay que tener en cuenta que el roscón crece mucho, primero en la fermentación y luego en el horno, así que debe quedar relativamente fino.


Cuando esté totalmente estirada la masa podemos meter la sorpresa con cuidado, haciendo un pequeño hueco por debajo y sellándolo con los dedos. En el caso que, como yo, también queráis rellenarlo con mazapán, ahora sería el momento.

Para hacer el mazapán casero necesitamos:

  • 125 g de almendra molida 
  • 125 g de azúcar glacé 
  • 125 g de boniato cocido

Existen muchas recetas de mazapán, y aunque el original sólo lleva almendra y azúcar, a mí me gusta más esta variante que vi en Salseando en la Cocina, que de hecho se suele hacer con patata pero que yo he cambiado por boniato. El resultado es delicioso y se aproxima muchísimo al mazapán de mi roscón favorito, el que compra mi madre cada año.

Lo que tenemos que hacer es incorporar, poco a poco, al boniato cocido y chafado la mezcla de almendra y azúcar hasta obtener una pasta que podremos manejar para hacer bolitas para ir metiéndolas en la masa del roscón. Esta opción me pareció más fácil que hacer todo un rulo con el mazapán y enrollar sobre él la masa del roscón pero cada un@ como le sea más fácil.


Para poner las figuritas, una vez envueltas en papel de plata, no vale film u otros plásticos no aptos para horno ya que tiene que ser un material que aguante el horneado. En mi roscón este año, el afortunado o la afortunada que encuentre figurita –y nos sea el haba- verá que no es un Rey… si no un mini cupcake… me encantó cuando lo vi en Maria Lunarillos –donde también compré la base y la caja, que me encanta por cierto-.


Una vez hemos introducido las figuritas y/o el relleno, pincelamos el roscón con el huevo batido y dejamos que fermente; si vuestra cocina no es muy cálida (como le pasa a la mía) puede que tarde varias horas. Debe casi doblar de volumen. Cuando esté fermentado, pincelamos con el huevo otra vez y ponemos las frutas, las almendras y el azúcar, que habremos humedecido previamente con unas gotas de agua para que se apelmace un poco.


La naranja que veis también la he confitado en casa, poniendo unos 250g de agua con 220g de azúcar en un cazo hasta que rompe a hervir. Entonces es cuando metemos la naranja (o la fruta que queramos confitar) cortada en rodajas y lo dejamos a fuego lento una hora como mínimo, evitando que llegue a caramelizar.

Horneamos el roscón a 190º (con calor arriba y abajo, sin aire) durante 25-30 minutos. Si vemos que se dora en exceso, podemos bajar la temperatura a 185º o taparlo con papel de plata. Cuando esté hecho lo sacamos y lo ponemos a enfriar sobre una rejilla, sobre el papel.



Como veis, queda precioso. No sabéis lo que me está costando resistirme a probarlo mientras escribo el post, pero tiene que llegar entero al postre!



Las chocolatinas de los Reyes las compré en Lidl... me encantaron cuando las vi.



Con esta receta, finalizamos el ciclo navideño y se acaban las fiestas… ooohhh… ya os dije que me encantan estas fechas, pero bueno, ya vendrán otras fechas con postres típicos, mientras, os dejo con los regalitos que os hayan traído los reyes… sed buenos y… salut!