15 abr. 2013

COMO RELLENAR Y CUBRIR UN LAYER CAKE



En el post del Red Velvet (puedes verlo aquí) me comprometí a poneros el paso a paso para rellenar y cubrir un layer cake, así que aquí lo tenéis.


1. Preparamos las capas de bizcocho (layers). Si en lugar de moldes bajos hemos utilizado uno alto tendremos que que cortar el bizcocho con una lira o un cuchillo con cuidado y procurando que queden lo más lisas e iguales posibles. Podemos utilizar unos palillos que nos servirán de guía para el corte y luego para volver a colocarlos perfectamente.


2. El frosting, buttercream o ganaché que utilicemos tiene que tener una consistencia untuosa, lo que quiere decir que si está muy líquido lo meteremos en la nevera un rato para que coja cuerpo, y si lo tenemos en la nevera lo sacaremos un poco antes para que se atempere y no esté muy duro ya que si no, nos sería muy difícil trabajar con él.

3. Ponemos un poco de frosting en la base -hará que no se mueva la tarta-  y encima el primer layer de bizcocho. Podemos humedecer el bizcocho con un sirope o jarabe (basta con hervir agua y azúcar). Yo no lo hago salvo que vea que el bizcocho no ha quedado jugoso. A continuación ponemos una buena cantidad de frosting encima del bizcocho y lo repartimos con una espátula o cuchillo.


Si vamos a cubrir la tarta totalmente la tarta, no os preocupéis si nos pasamos del borde con el relleno, si sólo la vamos a rellenar, dejad un pequeño margen ya que al poner la segunda capa de bizcocho, el frosting se aplastará un poco, así evitamos que se salga.

4. Ponemos el segundo layer encima y lo presionamos ligeramente para que se asiente en su posición, y repetimos la operación anterior poniendo el sirope (si es el caso) y otra capa de frosting.


5. Repetiremos los pasos tantas veces como capas tenga nuestra tarta. Tened en cuenta que si los layers son muy finos corremos el riesgo de que se rompan durante su manipulación.


6. Una vez puesto el último layer y lo hayamos recubierto de forsting, procederemos a cubrir los laterales con la espátula, teniendo mucho cuidado de no mezclar el sobrante con el frosting del bol para evitar que haya migas del bizcocho que luego afearían el resultado.


Si utilizáis una espátula metálica, es aconsejable introducirla en un vaso con agua caliente y secarla bien, antes de capa aplicación para mejorar el resultado.

Nos será más fácil si utilizamos una base giratoria (yo la compré en Ikea y va genial) ya que la idea es que gire la tarta mientras mantenemos la espátula fija para conseguir un alisado más perfecto.


Si luego queremos forrar la tarta con fondant, la meteremos en la nevera para que el frosting se endurezca y nos sea más fácil cubrirla.

Quizás la primera vez no salga perfecto pero con práctica y paciencia conseguiremos un resultado muy vistoso.

Antes de que se me olvide, las fotos son del Chocolate & Nutella Layer Cake… simplemente irresistible!

2 comentarios:

  1. Para cuando la receta de este super pastel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será el próximo post, así que entre hoy y mañana lo tendréis!

      Eliminar